IDI Blog

Instituto Dental Internacional

Preguntas más frecuentes sobre la endodoncia

Hola  a tod@s!!! Para los que aún no me conocéis soy María Meroño.

Hace ya unos meses que me dirigí a vosotros y hoy tengo el privilegio de inaugurar el blog de IdI de este año 2018.

Empiezo el año cargada de ilusión y con mucha mucha energía positiva para seguir afrontando lo que más me apasiona, mi profesión y en concreto la endodoncia. En esta ocasión voy a tratar las preguntas más frecuentes del año 2017.

¿ Por qué necesito hacerme una endodoncia si el diente a tratar no me duele?.

Muy frecuentemente cuando acudís a una primera visita o una revisión de forma periódica y nosotros os planteamos que una pieza concreta necesita un tratamiento de conductos, la mayoría de veces me decís: ”Esa pieza me dolía pero ya no me duele, porque tengo que tratarla si ya no me molesta”.

Mi valoración y respuesta a esa pregunta en la mayoría de ocasiones ya que cada caso es diferente, suele ser que tras varios episodios agudos de dolor en un diente,  ese dolor suele remitir, esto generalmente no responde a una mejoría del mismo, sino a un proceso de necrosis “muerte del nervio “ creándose así una falsa sensación de mejoría. Si dejamos que pase el tiempo las posibilidades de éxito en el tratamiento a largo plazo disminuyen.

El/La endondonciasta puede comprobar si el diente presenta vitalidad o no, mediante una serie de pruebas, por ello no debemos confiarnos. Si no se trata la causa que lo provoca, en un plazo determinado de tiempo, la infección se puede extender alrededor de la raíz y lo hace a costa de “comerse” el hueso, siendo el proceso de recuperación mucho más lento.

¿ Mi diente endodonciado necesita perno?

En general hasta que no finalizamos el tratamiento endodóntico correspondiente, no podemos saberlo con exactitud. Si que debéis tener en cuenta que tras la endodoncia la pieza queda mucho más débil por la falta de aporte sanguíneo y es ahí cuando debemos valorar nosotros y aconsejaros si podrá soportar la fuerza de la masticación. En definitiva, todo dependerá del número de paredes o porcentaje de corona que nos queden sanas tras la endodoncia y si es o no viable para soportar las fuerzas de masticación.

Al hablar de perno nos referimos a una estructura que  une la raiz del diente(es decir, lo que queda de nuestro diente) con una corona artificial que crearemos que nos va a aportar resistencia y sobre todo retención en la pieza que estamos reconstruyendo. Tened en cuenta que un perno siempre se debe realizar sobre una endodoncia previa, pero una endodoncia no tiene porque ir acompañada de un perno.

Y con esto me despido no sin antes hacer mención a mis compañeros esas personas con las que comparto día tras día mi trabajo. Su esfuerzo, su constancia y sus ganas de superación hacen que todo este proyecto que comenzó hace unos años cobre sentido; pero sobre todo gracias a vosotros por estar ahí todos los días y ser tan fieles, os deseo un comienzo de año cargado de mucha mucha ilusión para cumplir todos vuestros sueños y mucha salud!!!.

 

Compartir este post:
puntual.blogadminPreguntas más frecuentes sobre la endodoncia